10% de descuento con Transferencia o Depósito

SEMBRADO

Paso 1: Cultivo a partir de semillas

Los pimientos necesitan calor y luz al germinar. Hay varios métodos que podés usar para germinar semillas. Ninguna forma es mejor o peor, es una cuestión de gustos.

Los almácigos son fáciles de conseguir y de usar. También podés usar un maple de huevos y le haces un orificio en cada base. Simplemente colocalos en el borde de una ventana o cerca de una fuente de calor (cómo un router de internet). Te aconsejo que uses un rociador para el riego, es la mejor opción para no dañar la planta. El método del doble vaso/maceta es la opción para quienes quieren germinar pocas semillas y sin gastar dinero adicional. Para este método se usan 2 vasos de plástico descartables, al vaso externo no se le hace ningún agujero (para que haga de reservorio de agua) y al vaso interno si se le hacen unos orificios para que drene el agua al regarlas. Es importante que los vasos no estén pegados para que el vaso externo sirva cómo reservorio. Esto se puede lograr con un par de piedritas entre los dos. Colocar cómo máximo 4 semillas por vaso, bien separadas entre ellas y asegúrate de invertir en una tierra fértil.

Aconsejamos colocar algo transparente tapando el vaso cómo por ejemplo mitad de una botella de plástico. Esto creará un pequeño efecto invernadero. No las riegues mucho hasta que las semillas germinen, apenas que se mantenga húmeda. Después de que broten las semillas retiren la cubierta de plástico y sacálas al exterior (si a la noche hacen menos de 14 grados es aconsejable entrarla hasta que la planta tenga unos 20cms de altura.

Paso 2: Mantenimiento

Las semillas ahora se están preparando para crecer, mojá bien el suelo y mantenelo al sol tanto como sea posible. ¡AÚN NO ALIMENTES LAS PLANTAS CON NINGUN SUPLEMENTO! Si el compost se ve seco, aplicá más agua, no demasiado, si se ve demasiado húmedo, dejá que se evapore.

Paso 3: El trasplante

Después de que las semillas hayan brotado, espera que crezcan entre 6 y 8 hojas o entre 7 y 10 cms de altura antes de trasplantarlas a una maceta. Buscá una maceta pequeña (o si queres la final ya con una de 3L te sobra). Al sacar la planta tené cuidado de no dañar la raíz. Hacé un agujero en la tierra y deslizá las raíces de las plantas hacia adentro. Cubri la parte inferior de la planta y presioná para que la tierra esté ligeramente compactada, ahora regá abundantemente y dejala.

Ponele agua cuando sea necesario (aproximadamente cada dos días), pero no permitas que se seque o empape. A los pimientos les gustan las temperaturas alrededor de 26º como máximo y 15º como mínimo; aunque las plantas no mueran por debajo de los 15º, no estarán cómodas y les costará crecer y dar frutos. Tratá de mantenerlas en este rango de temperatura para ayudarlas a crecer.

Paso 4: Crecimiento

Tus plantas ahora se están haciendo más grandes, necesitarán macetas más grandes. Por lo general, se puede saber cuándo es necesario cambiar los contenedores, pero si no estás seguro, podés esperar un poco más. No pasará mucho tiempo hasta que aparezca la flor y luego el pimiento.

 

TEMPORADA DEL AÑO

El momento ideal es apenas arranca septiembre para que cuando germine (a los 20/25 días) junto con la primavera. En diciembre (3 meses después) vas a tener frutos. Si estas muy ansioso y queres plantar en otoño/invierno tene los siguientes recaudos:

  1. El germinado tiene que ser en un lugar con calor. Yo lo que suelo hacer es pongo el almácigo, tapper, o maceta arriba del router (con una bandeja debajo para no arruinar el router) de esta forma el calor del equipo (o del aparato de música) ayuda a germinar.
  2. Apenas germina y sale el brote saco el almacigo durante el día al sol y si la noche es muy fresca (menos de 15) lo entro.
  3. Ayudala con fertilizantes orgánicos (lombri compuestos, guano, cascara de banana, café, cáscara de huevo, etc)